Cocina: Sabores de familia

0
(0)

Sabores, colores y aromas resaltan cuando la inspiración llega a la cocina, cada cocinero tiene una esencia que radica en las raíces de su infancia y los recuerdos familiares que perduran en el presente han sido el motivo de cómo iniciaron en la cocina.

La disciplina, constancia y la dedicación: han sido algunos de los tantos valores desarrollados y que hoy son pilares del amor a su profesión. Ser cocinero requiere muchas horas de dedicación, esfuerzo y creatividad que son plasmados en una receta para finalmente ser servidos en un platillo al comensal.

Detrás de ese platillo hay una historia que contar, que ha logrado conquistar a muchos paladares exigentes que lo describen como una fiesta de sabores en su boca que deja esa inquietud ¿Qué hay detrás de ese platillo? Por qué un platillo es actor de amor e inspiración, de esta forma muchos cocineros recuerdan su primera experiencia en la cocina ¿Qué los llevo a elegir esta profesión? ¿Por qué nuestras raíces son tan importantes en la cocina?

Ver a nuestros padres o abuelos cocinar para la familia o amigos lo podemos definir como un acto de amor que alimenta la curiosidad en nuestra niñez, que nos lleva a hacernos muchas preguntas, una actividad recreativa donde los lazos familiares se hacen más fuertes; todas estás vivencias las podemos definir como historias que nos ayudarán a empezar un camino que se convertirán en experiencias que pueden ser contadas como el inicio de una carrera culinaria  que resalta la herencia familiar.

De esta manera muchos cocineros se destacan en diferentes ámbitos culinarios y que, como toda profesión, nunca se deja de aprender. El tener la dicha que los sabores culinarios de nuestras familias sean contados mediante un platillo es una forma de mantener vivos esos recuerdos e inspiración que nos motiva y ayuda a reinventar los sabores de familia.

El invitar a un comensal a que conozca la historia de cómo inició esta aventura es siempre un reto, sin embargo, en algunas ocasiones no todos los cocineros conocieron la cocina desde la niñez, esta curiosidad por el arte culinario, y ha nacido por diferentes experiencias vividas en la etapa adulta.

No obstante, podemos concluir que, en muchos casos, la familia siempre será fuerza y motivación que nos empuja a trabajar por nuestros sueños, y es la musa de nuestras creaciones en la cocina, que, a través de esta profesión, permite contar esas historias que tal vez no podemos expresar mediante palabras, pero por medio de acciones que deleitan nuestro paladar.

Haz click para indicarnos si te gustó!

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *